XVI Congreso Nacional de Fisioterapia

El XVI Congreso Nacional de Fisioterapia evidenció que invertir en Fisioterapia es ganancia para los pacientes y para la sociedad.

Alzándose como una opción terapéutica efectiva de alto valor y bajo coste para satisfacer la creciente demanda generada por la cronicidad y el envejecimiento poblacional.

Los más de 500 profesionales y estudiantes de toda España que asistieron al XVI Congreso Nacional de Fisioterapia premiaron con una ovación final el excelente trabajo desarrollado por los representantes internacionales, los más de 40 expertos que ofrecieron ponencias y comunicaciones científicas, los integrantes de los Comités Organizador y Científico, los miembros de la actual y anteriores Juntas de Gobierno de la AEF y de los diferentes subgrupos que la conforman, representantes de la práctica totalidad de los Colegios Profesionales de Fisioterapeutas de España que han contribuido con su buen hacer al éxito del magno encuentro científico que, organizado por la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) y el Colegio de Fisioterapeutas de Galicia (CoFiGa), convirtió el pasado mes de noviembre a la capital de Galicia en epicentro de la Fisioterapia nacional.

Marcando las pautas de actuación para el futuro desarrollo de la profesión, el XVI Nacional de Fisioterapia también ha servido para visibilizar importantes reivindicaciones del colectivo, como la necesidad de abordar una reestructuración del sistema de atención socio-sanitaria que permita a la población tener acceso directo a la Fisioterapia y conceda plena autonomía profesional a las y los fisioterapeutas que ejercen su labor en el sistema público de salud, medidas ambas imprescindibles para garantizar una atención socio-sanitaria mucho más ágil, y mayor calidad y con una adecuada optimización de recursos que aligerarían entre otros aspectos la presión asistencial en las consultas de Atención Primaria que provoca la cronicidad y el envejecimiento poblacional.

El vicepresidente de la Región Europea de la Confederación Mundial de la Fisioterapia (ERWCPT), Roland Craps; el asesor de asuntos profesionales de la Confederación Mundial de la Fisioterapia (WCPT), Pablo Davó Cabra; los presidentes del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) y de la Conferencia

Nacional de Decanos de Facultades de Fisioterapia (CNDFF), Miguel Villafaina y Fausto Barbero; el gerente del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Antonio Fernández-Campa; y el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, acompañaron a los presidentes de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) y del Colegio de Fisioterapeutas de Galicia (CoFiGa), Fernando Ramos y Gustavo Paseiro, en el acto inaugural del XVI Congreso Nacional de Fisioterapia, que también contó con la presencia virtual de la presidenta de la ER-WCPT, Esther-Mary D’Arcy.

El presidente de la AEF y del Comité Científico del Congreso, Fernando Ramos, inició su intervención poniendo en valor el papel desarrollado por la Asociación como «entidad señera de la profesión nacional y principal precursora de la Fisioterapia española tal y como la conocemos hoy en día», y su misión ilustrativa, «marcada con una larga trayectoria en la organización de acciones formativas, jornadas científicas y congresos nacionales». Conscientes de que «para proseguir en el avance de la Fisioterapia debemos saber adaptarnos a los cambios culturales, económicos y sociales de cada época», el presidente de la AEF se refirió a la «creciente demanda actualmente generada por las enfermedades crónicas no transmisibles, conocidas como las enfermedades de la civilización, que suponen un importante impacto sobre las políticas sanitarias, representando un verdadero sumidero por el que se escapan unos recursos económicos cada vez más limitados.

En este escenario resulta difícil comprender cómo el número de fisioterapeutas en el Sistema Nacional de Salud ha descendido, o como mucho se ha mantenido en algunas comunidades autónomas, mientras que la población en situación de riesgo y con enfermedades crónicas ha aumentado significativamente. Esta descompensación genera unas ratios de fisioterapeuta por población muy por debajo de las necesidades de la sociedad.

Fernando Ramos también manifestó que el fisioterapeuta, como profesional sanitario de referencia en el diagnóstico y tratamiento de las disfunciones del movimiento, debe ser el encargado de diseñar los programas de ejercicio en poblaciones con patología, de acuerdo a criterios de seguridad y eficacia que solamente un profesional sanitario puede garantizar. Nuestro, Presidente, finalizó su intervención destacando que reuniones

científicas como el XVI Congreso Nacional de Fisioterapia «nos brindan la oportunidad

para crear conciencia social sobre la crucial contribución de la Fisioterapia para mantener a las personas en un adecuado nivel de salud, funcionalidad e independencia”.

Así fue el evento

Premio al mejor póster"

Accede a tu cuenta

¿Olvidaste tu contraseña?

¿Aún no eres socio?